25 agosto, 2014

> Un regalo para el aula!

Nuestro agradecimiento a Juan José SEOANE, amigo del país vasco, que nos visitó en nuestra última clase de Métodos Alternativos de Abordaje de Conflictos el dia 20 de Agosto compartiendo con los alumnos otra forma de resolución para sumar a los abordajes pacíficos: El Derecho Colaborativo.
En una apretada síntesis recorrió los orígenes, el estado actual y los conceptos generales de esta forma no adversarial. La temática,  inédita en Sudamérica, fue una primicia en  nuestra Facultad de Derecho de la U.B.A. y nos alienta a seguir proyectando la formación de una nueva generación de abogados. “El compromiso ético es un componente fundamental de los abogados que se especializan y ejercen esta nueva forma de resolución de conflictos…” ¡Y hacia ello vamos!
Nos acompañó en la clase que compartí junto a Juan José,  con su entusiasmo de siempre,  nuestra Coordinadora la Dra Susana Cures. ¡Para ambos mi agradecimiento!




25 noviembre, 2013

> Misiones por partida doble!

No sólo porque el 6 de Noviembre completamos en forma definitiva al acuerdo de Comediación Familiar a Distancia publicado el pasado 20 de Setiembre, sino porque el CE.JU.ME de Posadas fue por más y decidió que los mediadores allí inscriptos se capacitaran en la modalidad, y fué hermoso compartir con todos ellos un inolvidable espacio de aprendizaje entre chipa y buenos mates con el afecto y el reconocimiento de todo el pueblo misionero ¡a través de la prensa escrita, radial y televisiva! Aquí van algunos recuerdos de mi paso por allí, ¡con gusto y ganas de volver pronto! ¡Gracias!











26 septiembre, 2013

> La Mediación es una sola. Primera Comediación Penal-Familiar a Distancia

Ayer, por iniciativa del Ministerio Publico Fiscal de la Ciudad de Salta y en el marco de la Experiencia Piloto que llevamos a cabo en el Centro de Mediación de la Facultad de Derecho de la U.B.A, celebramos el Primer Acuerdo de Comediación Penal-Familiar a Distancia
Nuevamente junto a mi compañero de equipo interdisciplinario Lic. Sergio Arch Guerrero, Mediador Penal de aquel organismo, concretamos otra nueva experiencia inédita…, esta vez a raíz de una denuncia de impedimento de contacto  se provocó el encuentro y de nuevo la obligación de pensar en los niños, lleno de luz la oscuridad.
Pese al entusiasmo de lo inédito, confirmé lo que muchas veces en charlas  con colegas he sostenido: El conflicto es uno, dinámico, multifacético, complejo, parte de la interacción humana y  por lo tanto la mediación como forma y herramienta de resolución, es una sola desde esta perspectiva.
Las personas suelen pedir ayuda en  lugares diversos, sólo  eso hace  la diferencia, pero el conflicto humano es uno solo y la posibilidad de apostar a la palabra atraviesa la esfera penal, familiar, comunitaria o como quiera que la especialidad la llame, obviamente con algunas particularidades.
La mediación es una sola, la mediación es el encuentro que desafia el enojo, el orgullo  y la pelea, asi lo hicimos y desde la metodologia que diseñamos hace casi tres años volvimos a planteamos, por que no?  Otra vez los medios tecnológicos nos sirvieron  para posibilitar el encuentro y la solución a un conflicto penal  que hizo posible que una niña y su papá terminaran charlando por la pantalla entre esperadas sonrisas y mostrando dibujos y así la denuncia y el delito quedó diluido en un acuerdo que por videoconferencia se plasmó en el día de ayer. Otra posibilidad invalorable de la mediación, la de eliminar la criminalidad transformando el "delito" en situaciones particulares de interacción humana.
Mi agradecimiento al Centro de Mediación de la Facultad de Derecho a cargo de la Dra. Maria Cristina Klein y perteneciente del Departamento de Práctica Profesional dirigido por el  Dr.Juan O. Gauna, que sigue posibilitando este verdadero acceso a justicia para las personas  sin recursos que se encuentran lejos, a una  justicia que nace de la paz y del entendimiento entre los seres humanos  promoviendo una mejor convivencia y al Ministerio Publico de la Provincia de Salta que solicitó el intercambio y confio en la experiencia que lidera nuestro Centro.

22 septiembre, 2013

> Entrenando Mediadores en La Pampa.


En el Día de la Primavera y Día Internacional de la Paz celebramos con mis compañeros Monica Barbagallo, Marcelo Lopez y Jorge Leoz entrenando Mediadores en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa en el marco de un Programa de Capacitación de la Fundación Libra. Apostar a la palabra,  para resolver los problemas es construir algo de Paz, distrutamos con esa tarea!!





Nuevos Mediadores en La Pampa, nuevos hacedores de Paz!!

20 septiembre, 2013

> Hermoso Equipo. Primer Acuerdo con Misiones.

Hoy celebramos el Primer Acuerdo de Comediacion Familiar a Distancia con el Centro Judicial de Mediación de Misiones. En equipo Interdisciplinario con mi amiga misionera Silvina Nosiglia y Estela Galeano, Mediadoras de la Ciudad de Posadas, celebramos un Acuerdo entre Mirta y Abilio para acortar las distancias y arrancar de nuevo. En un trabajo conjunto con el apoyo y entusiasmo del Coordinador de dicho Centro Dr. Jose Luis Montoto y la tarea de todos los que colaboran en la experiencia, llegamos a la videoconferencia en la que después de cuatro largas horas de trabajo las partes terminaron charlando y aprovechando la pantalla para comunicarse mejor.
Seguiremos trabajando en una nueva audiencia evaluativa y  para tomar nuevas decisiones en favor de la hija de ambos,  acordándose el seguimiento del caso por parte del equipo,  para acompañar este nuevo capitulo de la nueva historia construida"... Tenia cero... ahora tengo un ocho..., dijo Mirta, avanzamos un monton".


16 septiembre, 2013

> Jornada de Capacitación en Restitución Internacional de Menores


Del 22 al 23 de Agosto en la Sala Bermejo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, reunidos con Jueces y Mediadores de todo el país reflexionamos sobre la temática compartiendo una vez más los resultados de la experiencia innovadora de Comediacion Familiar a Distancia.
Mi infinito agradecimiento a la Dra. Gladys S.Alvarez por el honor de invitarme a integrar el bloque dedicado a las Buenas Practicas de Mediación en esta temática, donde el dispositivo crece, brinda analogias y amplia fronteras con el aporte de una modalidad concreta para pensar la implementación en la especie, apostando también a la palabra en los conflictos transfronterizos donde los niños reclaman una forma más humana de resolución.

> Seguimos y volvimos...


Continuando con el trabajo de Comediación Familiar a Distancia volvimos en el mes de Junio pasado al CE.JU.ME de Cipolleti, Provincia de Rio Negro para conformar equipo con mi querido Pancho Dangelo con quien trabajamos el postergado pero deseado encuentro, entre Rosa y Cesar para que la pequeña Iris echara raíces al árbol de su vida.
En el encuentro por videoconferencia durante tres horas, con reuniones conjuntas y privadas y desde el trabajo interdisciplinario de la propuesta, colaboramos para que arribasen a un primer acuerdo que permitió retomar los lazos y empezar a caminar a la distancia. Como es de buena práctica en mediación familiar y también desde esta metodología que pretende algo más que la tecnología como herramienta de trabajo, fijamos una audiencia de seguimiento donde monitorearemos el funcionamiento de lo convenido y avanzaremos con ellos hacia nuevas decisiones que nos permita también saber de los resultados de la tarea conjunta.
Ya estamos listos para los nuevos casos en los Centros Judiciales de Misiones y Tucumán para seguir armando una verdadera red de trabajo que nos coloca a la vanguardia de esta práctica en nuestro país   como pioneros incuestionables desde las estadísticas y acuerdos homologados judicialmente desde el Centro de Mediacion de la Facultad de Derecho de la U.B.A
Calentando motores con los Centros Judiciales de Chaco y Salta seguiremos uniendo familias y  apostando al compromiso, al amor y a la palabra!

14 marzo, 2013

> Mediadores a Resistir!!!


El encuentro de capacitación continua con nuestros compañeros del Centro de Mediación de la Facultad de Derecho de la U.B.A, de la mano de Ana Maria Amidolare en nuestra última reunión, nos encontró  reflexionando y pensando en nuestra osada misión…
Asi es, en tiempos donde el apuro nos empuja, donde las redes sociales nos obligan a escribir rápido  y resumido… sin mirarnos, ni escucharnos, aquí estamos los mediadores que creímos hace tiempo y apostamos fuerte, al milagro de la mesa y la palabra (tomando las palabras de mi amiga  Flora Katz).
Resistiendo los tiempos que corren, creyendo,  por supuesto, que todos los avances tienen su lado positivo  y me permiten hoy compartir esta reflexión con quienes tal vez no conozco ni conoceré, y encarar proyectos como  los que llevo adelante, nos hemos convertido en gente pasada de moda… que propone sentarse, mirarse, hablarse y escucharse por un buen rato dedicado al otro,  para intentar encontrar salida a cosas que nos preocupan y que se han convertido en un problema con ese otro y ahí estamos proponiendo resistir. 
Y hablando de resistencia tomo las palabras del inolvidable Ernesto Sábato: “El Hombre no se puede mantener humano  a esta velocidad, si vive como autómata será aniquilado. La serenidad, una cierta lentitud, es tan inseparable de la vida del hombre como el suceder de las estaciones lo es de las plantas  o del nacimiento de los niños….pero el vértigo no está sólo afuera, lo hemos asimilado a la mente que no para de emitir imágenes como si ella también hiciera zapping  y quizá, la aceleración haya llegado al corazón que ya late en clave de urgencia para que todo pase rápido y no permanezca. Este común destino es la gran oportunidad pero ¿Quién se atreve a saltar afuera?...” (La Resistencia. Ernesto Sábato - Pág. 122)
Nosotros nos atrevemos cada día, acomodando nuestro espacio para recibir a las personas, brindando nuestra bienvenida, reservando un buen rato para que quienes tienen un problema,  puedan hablar, escuchar, pensar y tomar decisiones. Parece que esa práctica está pasando de moda, imponiéndosenos a veces, cerrar procesos, irse rápido, no salirse “del objeto”, porque no hay tiempo para quien ha sufrido una situación traumática, para quien tiene algo importante que decir, para quien quiere tomarse su tiempo para pensar y decidir como resolver… todo lo cual  ha sido el corazón, la esencia y el sentido de esta práctica social  llamada Mediación que es muchísimo más que un paso prejudicial y obligatorio.
Tal vez muchos,  más de los que creemos, no lo saben y desde esa simple ignorancia se desaprovecha el enorme potencial que tiene este proceso comunicacional de autodeterminación que como raíces y telaraña puede reconstruir, reparar y oxigenar un poco el tejido social tan deshilachado y descocido.
Mi ánimo para los que aún creemos en ella, mi brindis por quienes aún en la desazón de los avatares institucionales de los últimos tiempos en relación a esta maravillosa profesión, seguimos creyendo, no sólo que es posible, sino que es saludable y necesaria para una sociedad profundamente dañada y que los que la ejercemos ética y responsablemente podremos seguir viviendo de ella. RESISTAMOS MEDIADORES!!!, porque somos de los que creemos que las CRISIS son verdaderas oportunidades de cambio y cosas nuevas por venir... Y porque como dijo otro sabio “En la vida hay algo más importante que incrementar su velocidad”.  Ghandi.

26 diciembre, 2012

> Puntos Cardinales

Al Centro y al Oeste del país sobre el final de Diciembre las distancias también se acortan y hoy, en equipo con Alejandra, Mediadora del Centro Judicial y Extrajudicial de Concarán, Provincia de San Luis y por primera vez alli, después de dos audiencias de intenso trabajo con Natalia y Federico llegamos a un acuerdo para que la vida de Fabrizio, el hijo de ambos, transite nuevos caminos y se amplie su horizonte. Tal vez por mi doble “provincialidad”, ya que reparto mi vida entre  Buenos Aires y San Luis donde brindé,  con el aval de la Fundacion Libra,  capacitación a los mediadores puntanos en este nuevo formato que procura acortar distancias, la noticia merece ser destacada y compartida. Por otro lado en el Oeste, trabajando con Victor del Centro Vecinal de Catamarca celebramos un acuerdo donde otra familia más recuperó la comunicación y nuevas formas de interacción.
Me llena de alegría vivenciar estos procesos en los cuales veo, una y otra vez, reconstruirse lazos humanos, donde las trabas se diluyen y donde los límites geográficos se disipan. La Mediación es sin duda el espacio donde la esperanza se hace tangible.
Que el 2013 nos encuentre cultivando esta tarea.
Felicidades para todos!!!






02 diciembre, 2012

> Foro Mundial de Mediación en Valencia, España 2012


Del 18 al 21 de Octubre de 2012 "La Comediacion Familiar a Distancia" llegó al viejo mundo.



















Hoy festejando los dos años de aquella idea loca que posibilitó acercar la mesa y la palabra seguimos trabajando y difundiendo esta metodología. 

04 septiembre, 2012

> La comediación a distancia llegó al Congreso Mundial de Brasil 2012


Como Proyecto Exitoso de Alcance Global, el jueves 31 de agosto de 2012 expusimos algunos de los casos de comediación a distancia en los que trabajamos, en el marco del Congreso Mundial de Mediación-Brasil 2012. La presentación se realizó en forma conjunta entre el Centro de Mediación de la Facultad de Derecho de la U.B.A. y el Ministerio de Justicia de la Provincia de Salta.
Con inmensa alegría, tuvimos la oportunidad de compartir nuestro trabajo con muchos mediadores de Chile, Paraguay, Brasil, Ecuador, Senegal y de distintas provincias de nuestro país. Así, seguimos soñando con esta experiencia innovadora que ya podrá trascender los límites geográficos, creciendo y acercando más y más…
A continuación, algunas imágenes del congreso y el link para acceder al video de presentación del proyecto, para compartir con ustedes lo que nació como una respuesta y un desafío a la distancia.





















Esta importante presentación también fue incluida en la sección de noticias de la página del Gobierno de la Provincia de Salta. En el siguiente link pueden leer la nota: http://www.salta.gob.ar/noticia-gobierno-salta/18949/salta-presento-su-experiencia-de-mediacion-a-distancia-en-el-congreso-mundial-de-mediacion



18 mayo, 2012

> Esto nos enamora...

Con estas palabras, Sergio, mi compañero de trabajo, concluía la tarea. Esta vez nos despidíamos de Alicia  y Antonio. Mariela fue la destinataria del nuevo milagro que se opera cuando, aun entre rencores, enojos y facturas pendientes, ayudamos a que la palabra gane la batalla.

Alicia y Antonio habían llegado muy enojados, distanciados desde hacía casi 10 años. Las huellas del litigio judicial se notaban en sus voces y en sus rostros, y apostamos a que, de todos modos, fuera posible una nueva historia. Después del primer encuentro por videollamada, pensamos que no habría forma, pero una segunda reunión comenzó a desatar lentamente la madeja. El trato distante, sin siquiera poder llamarse por sus nombres, pulseaba con la posibilidad de probar otra forma. En conjunto, en privado e intentando las distintas formas, tuvimos que tomarnos un ratito juntos, como equipo, para ver y pensar cómo seguir, y apostamos al intento de legitimar y reconocer… para legitimarse y reconocerse. Los invitamos, tímidamente, a animarse. Fuimos canales y puentes de ese intento que empezó a arrojar sus frutos cuando se animaron a probarlo. Allí estuvo la clave: alguien tenía que comenzar, y desde el cuerpo sentimos el alivio, la descarga del aire enrarecido y preso durante tanto tiempo. Y así, el primer hilo de agua empezó a correr, a destapar, a circular y a hidratar.
Cada encuentro posterior (tres más con el de hoy) fueron las estaciones necesarias, el tiempo indispensable para que los rostros cambiaran, empezaran a permitirse un comienzo de diálogo que servirá para que Mariela crezca más feliz. Ellos, los hijos, lo necesitan. No hay cura mejor que advertir el encuentro de los padres, y nunca es tarde…

Como dice mi terapeuta: aun una abuelita de 90 años puede reparar, debe reparar, lo que se haya lastimado, para que la especie humana, en sus hijos, pueda mejorar, pueda mirarse y animarse; de lo contrario, la deuda con ellos será eterna y nada de lo que hayamos hecho o hagamos alcanzará. En este proceso, cuando se produce la reparación, por cualquier mínimo acto que sea, la mediación resulta ciertamente terapéutica.

Alicia y Antonio comenzaron hoy, acordando muchos temas, pero con transformación, esa que aspira a mucho más que acordar. Acuerdos anteriores no habían servido porque debajo seguía el enojo, el orgullo, el ego que no permite siquiera pensar. Ahora empezó la transformación y eso es lo que enamora: “experiencia sanadora en el sentido humano, hay personas atrás del reclamo jurídico”, según las propias palabras de Alicia, que arrancó tan enojada. Ser testigos de esto y ser puentes para lograrlo… claro que enamora.

Un nuevo acuerdo nos posibilitó vivir esta experiencia reparadora, aun a la distancia, aun desde la pantalla. Esto que me lleva a pensar —sin la menor duda— que es la palabra, solo la palabra, por cualquier medio que se acerque o que circule, la que restablece la posibilidad de empezar de nuevo. Y eso nos enamora…

18 enero, 2012

> 2012: Un año para seguir acortando las distancias


Empezamos y concluimos el año 2011 concretando sueños. Lo que fue un intento, se convirtió en una realidad casi cotidiana en el Centro de Mediación dependiente del Departamento de Práctica Profesional de la Facultad de Derecho de la UBA y de otros espacios institucionales que, con entusiasmo y compromiso, se sumaron a la experiencia. Así, aquellas personas que no tienen recursos económicos, se encuentran con dificultades y a la distancia, pueden apostar a una nueva oportunidad y sanar(se) a través de la palabra en los procesos de comediación familiar a distancia que llevamos adelante.
Nuevamente, con mi compañero mediador salteño, el Lic. Sergio Arch, cerramos en diciembre dos mediaciones con acuerdos, en las que Rolando e Itati y Sergio y Juana apostaron a “barajar y dar de nuevo”, haciéndose cargo de sus historias y diseñando un futuro mejor para sus hijos. También, en una hermosa experiencia con la Dra. Andrea Grosbaum, del Centro Judicial de Mediación de Cipolleti, Rio Negro, trabajamos en un proceso con un acuerdo verbal inicial que continuaremos delineando en este año, para que Barbara y Martín encuentren de nuevo el camino de lo posible.
La red crece y crece y ya no para más. Ellos se asombran por la rapidez con que resolvieron cuestiones dilatadas que creían imposibles de abordar. Nosotros trabajamos alegres por el hecho de brindarnos para ello, en un nuevo servicio a la comunidad. Lo hecho recién nace, crece a pulmón y seguramente contaremos con más apoyo para que estas experiencias innovadoras permitan que las vidas de más niños como Ruth, Alan, Rodrigo y Camila encuentren un lugar más lindo para crecer felices.
Y como es el proceso y no el acuerdo el éxito en nuestro trabajo, quiero brindar mi reconocimiento a mis compañeros Mediadores Celeste Martínez, del Departamento Judicial de Mediación de San Salvador de Jujuy, y a Luis Assandri, del Centro Judicial de Mediación de San Juan, quienes se animaron a la propuesta y trabajaron desinteresadamente, con garra y compromiso, en experiencias similares.
Con más trabajo que antes, y con las miradas y abrazos de estas familias como única e invalorable moneda de pago, continuaremos acortando las distancias en este nuevo año que ya abrió sus puertas para seguir posibilitando encuentros.
Patricia con Rodrigo y Juana.


10 noviembre, 2011

> Comediación: Una definición pensada en equipo

Mediar con otro a partir de bases comunes aportando dos miradas, reflexionando en equipo desde diálogos, intercambios, apoyos y respaldos que permiten conducir en comunión el proceso de mediación.
En particular, la Co-mediación Interdisciplinaria permite abordar integralmente el conflicto desde sus aspectos subjetivo, como jurídico aportando distintas lecturas sin perder el objetivo de la mediación como dispositivo facilitador de la comunicación.

Estos conceptos fueron desarrollados en el "Ciclo de Conferencias Virtuales" impulsados por la "Universidad de Tres de Febrero" donde participé gracias a la gentil invitación de Florencia Brandoni el Lunes 7 de Noviembre pasado.

> Ver conferencia

> Taller de Comediación Familiar a Distancia en San Luis: la experiencia se sigue difundiendo

Con el acompañamiento académico de la Fundacion Libra, los días 17 y 18 del corriente tuve a cargo el “Taller de Casos Comediación Familiar a Distancia”, solicitado como Capacitación Continua para los Mediadores de los Centros Judiciales y Extrajudiciales de la Provincia de San Luis. Nuestra primera experiencia concluida a principios de este año, con acuerdo homologado judicialmente el 5 de abril, empieza a ser compartida y crecerá con el aporte de todos, porque pertenece a cada Mediador que, desde un espacio institucional público y gratuito, se comprometa con amor por las personas sin recursos económicos y separadas por distancias que imposibilitan el encuentro personal.
Fueron reconfortantes las palabras de los Mediadores puntanos que, con entusiasmo, participaron de la capacitación, que conocieron la metodología que diseñamos para replicar, multiplicar y mejorar esta nueva modalidad ,y que sumaron ideas novedosas para seguir armándola entre todos. Se trabajaron conceptos como “Comediación e interdisciplina”, las particularidades de un proceso de mediacion familiar con los niños y su voz como protagonistas, y se presentó la metodología del proceso a distancia con características interesantes para ser luego replicadas a partir de la posibilidad nacida de las “Buenas Prácticas de Mediación” proyectadas para las soluciones amistosas propuestas por la "Convención de La Haya" de 1980 para los casos de restitución de menores (art. 7).

Algunas conclusiones del taller:
Quiero compartir con los lectores algunas conclusiones finales de los mediadores: "lo virtual o la distancia fue una excusa para mostrar un trabajo interesante en mediación familiar enriquecido por el aporte interdisciplinario. Más allá del uso de herramientas tecnológicas, el trabajo personal de los mediadores posibilitó el resultado. Tomamos conciencia de que hay que abrirse a las nuevas tecnologías, aun en prácticas que, como la mediación, tienen al encuentro personal como su principal característica. Sin embargo, sostenemos la idea de que las nuevas tecnologías deben tomarse siempre como un último recurso, cuando el encuentro no puede concretarse, para evitar un cierre por incomparecencia y hacer posible el acceso a la justicia. Se requiere de buena experiencia previa y compromiso con la tarea para llevar a cabo este tipo de mediaciones. Estas experiencias renuevan el entusiasmo por nuestra tarea de mediadores. Se trata de seguir abriendo puertas para llevar paz a las familias.
Quiero en este medio dar mi reconocimiento y agradecimiento al Superior Tribunal de San Luis que, a través de la Coordinación de los Centros Judiciales de Mediación, se anticiparon a la necesidad de capacitación y son los primeros en realizarla, para llevar a cabo estas nuevas experiencias que deberán crecer con el cuidado y resguardo que merecen y que se están impulsando desde el Centro de Mediación del Departamento de Práctica Profesional de la Facultad de Derecho de la U.B.A.
Gracias a todos y cada uno de los que participaron por tanto afecto recibido.
Ha sido una caricia estar allí".

09 agosto, 2011

> Abriendo caminos: la distancia ya no es un obstáculo

Con enorme alegría quiero compartir con ustedes la firma de un nuevo acuerdo en comediacion familiar a distancia en el que participó el Lic. Sergio Arch Guerrero, mi compañero en la primera experiencia de este tipo. Se trató de un caso de tenencia solicitado en Salta y cuyo requerido se encuentra en la ciudad de Rosario. Fue trabajado en forma conjunta desde el Ministerio de Justicia de Salta con el Centro Judicial de Rosario. Asimismo, en la actualidad, y desde el Centro de Mediación de la Facultad de Derecho de la UBA, también se encuentra en trámite un caso con la Provincia de San Juan a través de su Centro de Mediación Judicial, y otros casos en Tucumán y Corrientes se encuentran en consideración.
Estas experiencias demuestran claramente que la distancia ya no es un obstáculo para el encuentro, y que desde los Centros Institucionales de Mediación vamos conformando una red que crece y trabajará para que las personas carentes de recursos económicos puedan solucionar sus problemas a pesar de los kilómetros que puedan separarlas.

Vaya mi enorme reconocimiento para Sergio y para los que se van uniendo al entusiasmo que provoca esta nueva posibilidad, que no reemplaza el encuentro personal, pero que posibilita el acercamiento de quienes viven lejos.


11 abril, 2011

> ¡Acuerdo homologado!

Con fecha 5 de abril de 2011, el Juzgado Nacional de 1ª Instancia en lo Civil Nº 82, a cargo de la Jueza Subrogante Dra. Celia Giordanino, Secretaría a cargo de la Dra. Laura Masi, homologó el Primer Acuerdo de Comediación Familiar a Distancia realizado en el marco de la Ley de Mediación Prejudicial Obligatoria. Comparto con profunda alegría esta noticia para el mundo judicial, que otorga validez jurídica definitiva a todo el proceso que llevamos a cabo junto a mi compañero salteño Sergio Arch Guerrero, y que posibilita replicar en el futuro esta experiencia innovadora para resolver los problemas de las familias que viven lejos y carecen de recursos para trasladarse. Cabe destacar la importancia del contexto institucional público para sostener estas prácticas, en este caso, el Centro de Mediación de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y el Ministerio de Justicia de la Provincia de Salta.

¡Bravo por los jueces que resuelven dando cabida a prácticas novedosas que redundan en beneficio de las familias!

03 marzo, 2011

> Final Feliz

Mediacion Familiar a distancia

El 21 de Febrero de 2011 en la Ciudad de El Carril, Provincia de Salta, el requerido Marcelo Flores suscribió materialmente el primer acuerdo de Co-Mediacion a Distancia frente a la Juez de Paz de dicha localidad Martha Vildoza. Junto a mi compañero de equipo de comediacion Sergio Arch Guerrero acompañamos este último paso del proceso de esta experiencia innovadora en mediación familiar intentada con ganas y mucho amor. En días previos a la firma, Marcelo se reencontró con su hija Ruth después de tres años de no contactarse con la niña quién también concurrió a la reunión, pudiendo disfrutar de verlos juntos. Las imágenes lo muestran todo. El proceso de mediación ha resuelto el problema de esta familia, resta sólo la homologación del acuerdo que será un precedente para incorporar esta nueva metodología en casos de mediación familiar cuyos requeridos de escasos recursos viven lejos.




08 febrero, 2011

> Mediacion familiar a distancia

Una experiencia innovadora a favor de las familias,
que se gestó con ganas y con amor
.

Las ganas de ayudar a Marcelo, que vive en Salta, y a Mariela, que reside con su hija en Buenos Aires, motivó esta experiencia innovadora que está a punto de plasmarse en un acuerdo escrito el próximo 9 de febrero de 2011 cuando, por videoconferencia, todos nos encontraremos en reunión conjunta.
También nos impulsaron las ganas de trabajar en comediación familiar, por la ideología que nos une, para solucionar los problemas que tenían Marcelo y Mariela.

23 diciembre, 2010

> Fin de Cursada

El 2010 voló en nuestras clases de 20 a 23 hs en Metodos Alternativos de Abordaje de Conflictos. Los últimos exámenes con la emoción de muchos alumnos recibiéndose con esta materia fue el broche para un año de alegría y satisfacción plena para mí. Acompañar a tantos jóvenes en el descubrimiento de una nueva mirada profesional llena todas mis expectativas, leer sus encuestas de opinión a lo largo del año hizo que el esfuerzo valiera la pena.Desde este espacio abrazo a todos y cada uno de los más de 200 alumnos con quienes aprendimos, nos divertimos y compartimos tiempos de nuestras vidas.

Las imágenes son testimonio de este sentimiento y en ellas mi deseo de un nuevo año colmado de sueños para todos Uds. ¡Un abrazo enorme!


01 diciembre, 2010

> Practicum en Mediación

Quiero compartir con los lectores otra de mis pasiones: el Practicum en Mediación, del Posgrado de la Facultad de Derecho, un espacio de aprendizaje sobre la práctica, co-construido con mis alumnos y alumnas, con quienes armamos una red amorosa que me permite seguir conectada con muchos de ellos, ya colegas, y evocar momentos inolvidables a pura reflexión.

¡Gracias a las chicas del último Intensivo Año 2010!


17 noviembre, 2010

> Caso Las Brujas de Salem - 2da Parte

AUDIENCIA PRIVADA CON LA DENUNCIADA
Le cuento que las señoras quieren hacer un acuerdo, que reconocen que los ruidos y molestias en este mes no existieron excepto una sola vez. A lo que me contesta que es cierto, que un día ella hizo ruidos porque le hicieron ruido temprano a ella y que eso la puso muy mal porque siente que se lo hacen a propósito. Le explico que no es necesariamente así en un edificio de departamentos, que los ruidos se producen por el ritmo habitual de la vida de la gente; salvo ruidos puntuales como música a alto volumen, o maquinarias funcionando. Me dice que no, que son golpes de puertas de placard muy fuertes, o tacos golpeando el piso, o cortinas que se levantan o bajan. Le digo entonces que me diga cuánta gente vive en el edificio: llegamos a 32 familias. Le pido que piense en las diferentes vidas de esas personas: viejos, jóvenes, horarios de trabajo, de sueño, etc. Ella dice entonces que sí es cierto. Le pido que piense que los ruidos que producen en sus vidas cotidianas son diversos y en distintos horarios y vienen de distintos lugares, no sólo del departamento de arriba. Le cuento la situación de los vecinos de 2 pisos más arriba que tienen una bebé y levantan las persianas muy temprano cuando se van a trabajar. Se queda como sorprendida. La dejo pensar un segundo y le reitero que esta es la vida normal de un edificio, que no necesariamente se lo hacen a propósito, que se requiere tolerancia. Entonces dice con asombro que va a tratar de pensar en esta idea, acerca de que los ruidos vienen de distintos lugares y que no se los hacen a ella, porque dice que eso es lo que ella siente, pero que lo va a pensar. En ese momento me pregunté hasta qué punto esta reflexión podía producir un cambio en Juana cuando ella parecía estar tan centrada en ella misma que no podía pensar en otra cosa que fuera que los ruidos se los hacían contra ella.

Le propongo entonces los términos del acuerdo, me dice que sí y sobre el final le comento lo que dijo la vecina administradora en cuanto a que podría llamarla si la necesitaba. Me dice con gran asombro que bueno, que cómo sería eso, que gracias. Le digo que si tiene el teléfono de esta señora, me dice que sí. Le digo entonces que la llame nomás. Pero se niega a darles el teléfono de un familiar.

AUDIENCIA PRIVADA CON LAS "BRUJAS DE SALEM"
Les comunico que la requerida aceptó los términos del acuerdo, que no quiso dar el teléfono de un familiar y que se mostró muy sorprendida y contenta con la oferta de poder llamar a la administradora.

Ellas también quedan como congeladas. Les causa una profunda conmoción esta aceptación, al punto que una de las que había hablado de seguir con la causa, reflexiona diciendo: “¿Qué increíble! Parece que uno se olvidara que somos personas! Me siento mal por esto. Ella necesitaba nada más que nos acercaramos. Para mí está bien el acuerdo. Ya está”

Redacté el acuerdo, lo firmaron en forma separada y cuando se retiraron y pasaron por al lado de Juana todas la saludaron con un beso y ella las saludo con lágrimas en los ojos.
La defensora y yo nos aguantamos las lágrimas. La saludamos y la estimulamos a cumplir con el acuerdo.

Lo que más me impactó de este caso es el lugar que ocupa Juana. Es una persona lábil, que tal vez tenga algún problema psiquiátrico. Muchas veces atendemos cuestiones similares, y lo que siempre aparece es el temor que generan las personas como Juana. Temor a lo que pudieran llegar a hacer, aunque en general nada hayan hecho. A pesar de lo cual y por lo que pudiera suceder vienen a pedir a la Fiscalía que los saquen, que de alguna manera desaparezcan de sus vidas.
Me pregunto si el abordaje de este tipo de problemas desde la mediación es posible? Tal vez sí es posible pero no suficiente porque son situaciones que requieren una intervención desde la salud y tal vez desde la sociología para que nos enseñen como comunidad a convivir con estas dificultades.

En estos casos lo interesante en el trabajo es ayudar a deslindar si el temor es tan grande como para accionar legalmente las medidas necesarias para la seguridad personal, o es nada más que el deseo o la necesidad de no ser molestado, lo que en general alberga la utopía de que la persona denunciada desaparezca. En la primer hipótesis no estamos en el terreno de la mediación. En la segunda hipótesis es bueno pensar cómo se puede convivir lo mejor posible con ese otro que es tan ser humano como yo. Por mi experiencia a veces el camino se puede recorrer satisfactoriamente, a veces no. A veces la denuncia funciona como un límite para el denunciado y eso en sí mismo sirve. Es por eso que este contacto final entre las partes fue tan interesante y pedagógico para todos, en la posibilidad de comprensión y contención.

Caso mediado por mi amiga, hermana de la vida, y excelente mediadora Nelida B. Reggiardo que fuera premiado en el VI Congreso Mundial de Mediación realizado en Salta y que deseo compartir con los lectores promoviendo el ida y vuelta en nuestras experiencias como mediadores. ¡Felicitaciones nuevamente!



10 noviembre, 2010

> Caso Las Brujas de Salem - 1ra Parte

El caso me llega porque me desempeño como mediadora del Cuerpo de Mediadores del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires. Este cuerpo de mediadores media en asuntos de materia contravencional y penal respecto de aquellos delitos que fueron traspasados desde la competencia Nacional a la Justicia Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Los casos son derivados de las Unidades de Orientación y Denuncias del Ministerio Público Fiscal o directamente de las Fiscalías o bien de los Juzgados. En general mediamos en forma previa a la investigación fiscal antes de la determinación de los hechos, o en cualquier etapa del proceso antes de la elevación a juicio.

Este caso abarca dos denuncias contravencionales una por ruidos molestos y otra por hostigamiento, maltrato o intimidación. Las denunciantes por ruidos molestos son 4 mujeres copropietarias y vecinas de un edificio y una de ellas, Laura, además formuló una denuncia por hostigamiento. Esta última está patrocinada por una abogada, que de alguna manera indirectamente asesora al resto.

Las 4 mujeres reclaman que cesen los ruidos molestos y malos tratos de la denunciada, que llamaremos Juana
. Juana vive sola y no tiene familiares que la visiten frecuentemente. Además Juana es acusada de haber amenazado de muerte a Laura por los ruidos que ésta hacía que según parece exasperaban a Juana.

EL CASO
Al tomar contacto con el caso y ver que son 4 mujeres denunciantes decido trabajar con las partes por separado, para no exponer a la denunciada, Juana. Veo además que Juana está muy ansiosa y temerosa y percibo cierto desequilibrio psicológico, por lo que decido comenzar con ella primero.

AUDIENCIA PRIVADA CON JUANA
Comienzo la sesión contándole de qué se trata la mediación y leyendo con ella la denuncia en su contra. Juana me cuenta que no sabe qué pasa, que están contra ella, que quieren que se vaya. Dice que no es para tanto, que ya está, que no hace más ruido. Dice que en todo caso ellas también hacen ruido: golpean las puertas de los placares y bajan las cortinas bruscamente. Dice que está bien, que ella no va a molestar más pero que ellas tampoco tienen que molestar. La noto muy temerosa, con bronca a la vez, y sin comprender los alcances de la denuncia en su contra. Le digo que sería tal vez necesario que consulte con un abogado y le ofrezco la asistencia del defensor oficial. Ella duda, dice que bueno, que no, que no es necesario en forma dubitativa. Le explico que tal como está ella, con cierta incertidumbre y teniendo la otra parte una abogada que las asesora, sí parece ser necesario porque no vamos a poder avanzar en un acuerdo si ella no conoce previamente sus derechos y obligaciones.Le digo que voy a ir a hablar con la otra parte y según lo que conversemos veremos cómo seguimos. Ella reitera que no va a hacer más ruido, pero inmediatamente dice pero que ellas tampoco lo hagan.

AUDIENCIA PRIVADA CON LAS DENUNCIANTES
Cuando entro a la sala tengo la sensación de haber arribado a un “aquelarre”. Hablan todas juntas, muy ofuscadamente y me interrumpen a cada rato. Aparece en mi mente una imagen que motiva el nombre del caso, parecían un aquellare de brujas “las brujas de salem”
Empiezo tratando de contarles qué es la mediación y para qué estamos aquí. Les explico también, que según lo conversado con ambas partes, en caso de seguir adelante con la mediación tendríamos que fijar una segunda audiencia porque la denunciada tendría que ser asistida por un defensor. Se ponen como locas ¡!! Nadie logra escucharme con atención y comienzan a hablar sin dejarme terminar. Están todas muy enojadas, hablando una sobre la otra, me gritan, me exigen que tengo que poner a Juana en su lugar. Dicen cosas horribles de Juana, que está loca, que toma pastillas, que porque ellas tienen que aguantársela, que es peligrosa, que viven atemorizadas. Una de ellas, la que había hecho la denuncia por hostigamiento, Laura, se pone a llorar y me cuenta junto con su abogada que Juana la amenazó de muerte y que está con mucho miedo. Dicen todas, protestando, que la Fiscalía tiene que hacer algo por su seguridad, que Juana está loca, que se tiene que ir de ahí. Me sorprende el rechazo que sienten todas contra Juana. Es casi impenetrable. De alguna manera dicen que nadie las entiende, que hay que sacar a LA LOCA de sus vidas.
A duras penas pude explicar qué era la mediación y a esta altura, como era de esperarse, al no escucharme, me piden que actúe como Fiscalía. Entre otras cosas me reclaman que se le ponga a Laura custodia policial. Vuelvo sobre el encuadre de la mediación, diciéndoles que tenemos que decidir si es posible recorrer el camino de la mediación o que la causa siga su curso porque lo que me están pidiendo no está dentro de mis posibilidades, que para eso la mediación debía cerrarse, y entonces en el marco de la causa judicial solicitar los que consideraran necesario. Se ponen todas nuevamente a gritar diciendo que la Fiscalía les tenía que dar una respuesta, sin decidir si quieren o no mediar.
Interrumpo entonces la audiencia y les digo que voy a llamar a la Fiscalía para que se haga cargo, porque como ya les había dicho yo no tenía nada que ver con el Ministerio Público Fiscal, y lo que ellas estaban planteando era la Fiscalía quien tenía que resolverlo.

REUNION DE LAS DENUNCIANTES CON LA FISCALIA
Viene la Fiscalía a hablar con ellas y yo que me quedo afuera de la sala. Le comento a Juana que está la Fiscalía hablando con las denunciantes porque no están decididas a continuar con la mediación, que tal vez se cierre y la causa siga su curso.
Juana decide retirarse antes porque la reunión con la Fiscalía se había alargado mucho. Al rato las denunciantes me comunican que deciden cerrar la mediación y seguir adelante con la causa.
Me quedo con una sensación extraña. Podría haber hecho otra cosa? Lo que sí tengo en claro que para poder trabajar en mediación era necesario, poder bajar el nivel de violencia y bronca que las denunciantes tenían, cosa que no pude hacer. Sentí que ese no era el momento para mediar y menos si como ellas decían, sentían que estaban en riesgo.

REAPERTURA DE LA MEDIACION
De repente vuelve el expediente para una 2º audiencia que desde el Ministerio Público habían fijado.

AUDIENCIA CON LAS “BRUJAS DE SALEM”
Me encuentro con que el grupo de las “Brujas de Salem” estaban más calmadas, la violencia había bajado. Supongo que esto se debía a que habían sido contenidas por la Fiscalía durante el tiempo transcurrido entre una audiencia y otra (casi 1 mes) y había habido custodia policial por un tiempo para Laura.

Comienzo conversando acerca de lo acontecido entre una audiencia y otra y entonces advierto que el cambio tiene que ver con el hecho de que las agresiones mutuas habían sido depuestas

Ellas reconocen que los ruidos provocados por la requirente habían desaparecido, salvo en una única oportunidad. Reconocen también que ellas habían bajado el nivel de ansiedad. Esto fue muy importante porque empezaron a pensar que podía haber una solución.

Laura que en la audiencia anterior había estado tan temerosa por las supuestas amenazas de Juana, reconoce que no habían habido nuevos episodios. Explica que era muy difícil el trato con Juana porque creía que los ruidos se los hacían a propósito y que en verdad Laura no hacía ruido porque no estaba en todo el día en la casa. Y relata un hecho puntual, que sus vecinos de más arriba tenían una bebé y cuando se iban a trabajar, muy temprano a la mañana, despertaban a la bebé para irse, tipo 06:45 y levantaban las persiana. Que esto era causa de problemas porque Juana pensaba que era Laura quien hacía los ruidos y respondía con golpes desde el techo de su casa. Cuenta que ella había hablado con esos vecinos para que estuvieran al tanto de la situación y bajaran los ruidos.

Esta vecina y otra más vuelven a plantear que le tienen miedo a Juana y que no saben como puede reaccionar. Siento que es necesario volver a trabajar sobre la legitimación del espacio de mediación para tratar el tema. Les planteo que pueden continuar con la causa si lo creen conveniente. Después de un intercambio consensúan que quieren terminar de una vez por todas con la causa y darle una oportunidad a Juana.

Empezamos a pensar en una fórmula de acuerdo tal como que Juana asumiera el compromiso de no hacer ruido y evitar actitudes hostigantes. En esa oportunidad la abogada de Laura, dice que había que especificar cada actitud que ella se comprometía a evitar. Todas están de acuerdo con esto y les digo que lo voy a hablar con Juana que está acompañada por la defensoría. Antes de salir de la sala me dice una de las vecinas que cumplía funciones de administradora del consorcio, que por favor le transmitiera a Juana que si alguna vez se sentía sola, o mal, podía llamarla, pedirle ayuda que se la iba a brindar; y que además le pidiera un teléfono de un familiar por cualquier necesidad. Estas últimas palabras me sorprendieron mucho y las pensé como muy saludables para el futuro.

> Continúa en la 2da parte

28 octubre, 2010

> Mediación y exclusión

Cuando hablamos de exclusión, inequidad, lo primero que pensamos es en la economía y los factores que la rodean directamente. Hoy después de este tiempo mediando, un año ya, entendemos que la inequidad y la exclusión son simbólicas también y tienen que ver con la palabra, con la posibilidad de restituir derechos, involucrarse, participar en lo que nos pasa. Poder decir, ser escuchados, es una forma de ser, de tener identidad, dignidad…
El estado históricamente se vinculó con los ciudadanos de manera vertical. Esto lo podemos pensar en materia de salud, seguridad, educación. Hoy la justicia, a partir de la mediación, propone, invita a una relación horizontal devolviendo derechos, palabra para decidir, comprometerse de manera pacífica, trascendiendo algún posible acuerdo y pariendo una nueva forma cultural de resolver lo que nos pasa como ciudadanos, como comunidad, no a partir de la queja, sino a través del diálogo, escucha, propuestas y compromiso.
Orgullosos y agradecidos de ser parte de este momento, renovamos el compromiso que esta tarea requiere aprendiendo juntos para hacerlo mejor cada día.

Reflexiones de mi amigo del alma, Sergio Arch Guerrero, Mediador del Centro de Mediacion Comunitaria de General Guemes, Salta, a un año de la puesta en marcha de la Mediación Comunitaria.
La vida me regaló conocerlo compartiendo como docente el espacio de su capacitación… el discípulo supera al maestro… sin duda.

21 octubre, 2010

> Buenos profesionales, buenas personas

Siento que mi alma se ensancha después de este hermoso intercambio entre docentes y alumnos de la Práctica Profesional.
Tuve el honor de compartir la Presidencia de la Comisión Nº 6 “El Abogado y el Abordaje del Conflicto”. Esta comisión tuvo una numerosísima concurrencia, asistieron aproximadamente 130 personas, pertenecientes a las Facultades de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán; de la Universidad Nacional de Buenos Aires; de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, de la Universidad del Nordeste y de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República, con sede en Montevideo, en el hermano país de Uruguay.
Luego de un rico debate y un fructífero intercambio, se consensuaron las siguientes propuestas:

- Profundizar el cambio de paradigma en la resolución de conflictos mediante la inclusión de métodos alternativos de abordaje, que incluyan la teoría del conflicto, la comunicación, la negociación y la mediación en los programas de estudios de las Facultades de Derecho.
- Recomendar la creación de Centros de Mediación, en las Facultades de Derecho, en las que los métodos alternativos sean parte de la currícula, atendiendo a la función pedagógica y social en el contexto de la práctica profesional.
- Sumar, para el abogado del siglo XXI, habilidades que le permitan abordar el conflicto humano no sólo desde el encuadre jurídico sino con una visión integradora del mismo. Fomentar el nuevo rol de abogado consultor para el manejo y la prevención de los conflictos. Se propuso la elaboración, además, de sistemas de incentivos y estímulos destinados a los abogados que desarrollen este nuevo rol.
- Propiciar la participación vivencial de los alumnos en los procesos de mediación, a partir de la creación de espacios de práctica profesional con otros métodos de abordaje, como la negociación, y la creación de servicios de guardia de abogados patrocinantes para personas carentes de recursos.
- Articular las políticas públicas con los servicios que se brindan en los consultorios jurídicos gratuitos, para evitar la judicialización innecesaria de los conflictos.
- Adherir a una original ponencia presentada por un alumno denominada “Metodología de la Previsibilidad”, desarrollada como una herramienta eficaz en el abordaje del conflicto para su correcto encuadre jurídico.

Es de destacar que los intercambios realizados dentro de la comisión se centraron en la necesidad de una nueva visión del profesional del derecho que aborde el conflicto con una mirada positiva del mismo, que le devuelva a sus actores la posibilidad de participar más activamente en su resolución sin adueñarse del conflicto y sin tener como único eje el encuadre jurídico del caso.

Quiero resaltar, finalmente, las palabras de nuestro Director del Departamento, el Dr. Juan Octavio Gauna, quien instó a los docentes y a los alumnos de la práctica a ser BUENAS PERSONAS, ni más ni menos. Con ese norte, el cambio de nuestra profesión en el imaginario social está garantizado.






18 octubre, 2010

> Un camino cada vez más amplio

Apuntes del VI CONGRESO MUNDIAL DE MEDIACION

El sábado 2 de octubre finalizó el VI Congreso Mundial de Mediación en Salta, la linda. Todavía resuena en mi alma la alegría del encuentro con amigos, el reencuentro con alumnos ya colegas y la sensación de que se ha ensanchado nuevamente el horizonte de esta práctica que abracé con entusiasmo hace ya mucho tiempo y que a veces, con nostalgia, veo empobrecerse.
Los marcos judiciales e institucionales en que se establece, a veces producen, aunque sin intención, una pérdida en el potencial de la mediación; pero hoy, con una idea renovada de lo que realmente significa su práctica recupero la sensación de estar en el camino correcto.
Quisiera subrayar algunas ideas que surgieron en el Congreso:

Reconstruir el tejido afectivo de la sociedad (Carlos Rua) 
Creo que, efectivamente, la mediación es un instrumento de pacificación social. Los procesos de diálogo posibilitan encontrarse con el otro: el vecino, el padre o la madre de los hijos, el socio, el proveedor, todos aquellos entre los que puede plantearse un conflicto. Desde esta perspectiva, puede recuperarse, rearmarse el tejido social, y esa es la idea de la mediación en la que creo… de lo contrario, hablemos de conciliación u otro tipo de práctica no menos valiosa, pero diferente.

El propósito guía la herramienta (Joseph Folger)
Esta idea, recordada por el autor del Modelo Transformador de la Mediación, me pareció interesante para la reflexión. Es así que el objetivo tenido en mente por el mediador guiará el cómo de su quehacer.
En esta línea, LOS MEDIADORES SUFRIMOS UN IMPACTO RESPECTO DE LO QUE HACEMOS (Francisco Diez). Y comparto plenamente esta afirmación. No podemos no tenerlo. Entonces, será mejor elegirlo, ayudando, conectando, tendiendo puentes de comunicación, generando empowerment… de este modo, el impacto será distinto y a favor de las personas y la herramienta que apliquemos simplemente acompañará.

 COHERENCIA entre lo que somos y hacemos. Creo que esta es otra idea tal vez sabida, conocida, declamada, pero poco practicada. Este espíritu mediador, pacificador, incluyente, respetuoso de la diferencia, que aspira a darle el poder a las personas, colaborativo, debería ser el norte de todo mediador en su vida misma. Por eso, es fundamental que nos preguntemos: ¿somos coherentes?
En el Taller de Mediación Comunitaria, Danilo De Luise definió la MILITANCIA, como la capacidad de nuestro ser de estar al servicio de una idea. Sería deseable y en consonancia con lo dicho más arriba transformarnos en militantes de este quehacer.
Otro concepto fundamental: AFLICCIÓN POSITIVA. Compasión, vibrar con el otro. Esta idea me llevó a conectarme con la noción de NEUTRALIDAD sobre la que estoy trabajando actualmente realizando reflexiones que pronto compartiré.
Por último, podemos concluir y coincidir con el planteo acerca de que EL FINAL DE UNA MEDIACION EXITOSA TIENE FELICIDAD. Mi práctica de tantos años me ha demostrado la certeza de esta idea. Si hemos posibilitado el diálogo, si las partes han avanzado voluntariamente hacia una decisión, si quedaron satisfechas sus necesidades, si ellas han sido las protagonistas encontrando la solución que evaluaron conveniente para cada uno, sobreviene una sensación de felicidad entre los que participaron estando nosotros incluidos en esta sensación. Si no fuera así, sería necesario cuestionarnos como mediadores.

23 septiembre, 2010

> Protestemos de un modo diferente

Me parece importante compartir las vivencias que hemos tenido en estos últimos días en el curso de Relaciones del Trabajo, de la Facultad de Ciencias Sociales, de la que soy docente. Creo que finalmente debemos compartir el intento conjunto de dar cuenta de lo que enseñamos y aprendemos. A nadie escapa la situación de nuestra Facultad. Los días de paro son absolutamente legítimos y entendibles, y yo los he apoyado y los apoyo, pues es triste advertir el estado de nuestras aulas, de nuestros ascensores… de tantas otras cosas. Sin embargo, esta situación ha comenzado a perjudicar a nuestras propios alumnos aún más de lo que ya se ven perjudicados por las causas del reclamo. Ellos reclamaron por su también legítimo derecho a recibir sus clases. Hay alumnos que se reciben con nuestra materia.
Nos organizamos: la predisposición de todos, docentes y alumnos, luego de explorar múltiples opciones, concluyó con una propuesta aceptable para todos. Este jueves, la clase se dará en un bar cercano a la Facultad, intentando de este modo satisfacer los intereses de todos. De eso se trata el comportamiento colaborativo que pregonamos como otra alternativa posible y que consiste en contemplar los intereses de los otros y los propios. Creemos en soluciones de este estilo, que no impliquen ir en contra de nadie sino a favor de todos. De esta manera, nos mantenemos unidos a los reclamos, pero mantenemos el deber y el derecho de dar las clases a quienes así también lo requieren.
Los directivos de la Facultad instaron a recuperar el diálogo y nuestra cátedra se pone a disposición de dicha idea. Adhiero a la protesta, adhiero a que no se perjudiquen intereses dignos de ser contemplados… pero tal vez sea hora de pensar en empezar a protestar de un modo diferente, protestar construyendo.

25 agosto, 2010

> Mediación y Tiempo, una Ecuación Compleja

El tiempo genera cambios. Esto es una realidad en todos los procesos de interacción humana, y la mediación no escapa a ello.
El manejo del tiempo como herramienta del mediador puede resultar poderosa en muchas situaciones, pero no se trata sólo del inexorable paso del tiempo, sino de intervenir y tomar decisiones adecuadas.

20 agosto, 2010

> La Casita de Naipes

Comprender puntos de vista y satisfacer intereses... el eterno milagro.

La mediación llegó al Servicio como un pedido de alimentos y régimen de visitas de Carla Perez a Pablo Dominguez de 24 y 25 años respectivamente en relación con la niña Camila Perez de 2 años.

Ambos jóvenes, llegaron a la audiencia demostrando un alto estado de tensión y demanda mutua. Carla solicitó la fijación de la tenencia a su favor, lo que formalizaría la situación de hecho, pide alimentos y régimen de visitas. Se mostró demandante respecto de Pablo a quién calificó de irresponsable ya que se había desentendido de sus obligaciones.

18 agosto, 2010

> El Templo de la Mediación

Así, Templo de la Mediación, lo llamó Rubén en nuestra última reunión y, sinceramente conmovida, recordé aquella mañana, casi un año atrás, cuando Alicia había dicho “no va a haber mediación ... esto va a juicio”
También resonaron en mi cabeza las palabras de Rubén- requirente por disminución de cuota alimentaria- , cuando en privado le pregunté si creía que podría mantener, por el bien de sus hijos, un diálogo con Alicia y me contestó: “¡Eso parece idílico! No se puede lograr con Alicia. Yo con ella no hablo, es imposible comunicarme con ella...” Y así se planteó el proceso.
Después de escuchar, en la reunión privada mantenida con cada uno por separado, esas opiniones –de las cuales acabo de exponer sólo un breve recorte- le dije a Alicia:

- Me gustaría explicarte qué es la mediación y qué podemos hacer aquí en la próxima audiencia cuando vengas con tu abogado... En la mediación los protagonistas son ustedes; en esta oportunidad ustedes decidirán como resolver el problema. Yo no voy a decidir, los voy a ayudar a que dialoguen y busquen soluciones...
¿Te gustaría intentar la mediación?
- Si, querría intentarlo.
- Primero los mediadores necesitamos saber si las partes están de acuerdo, si están dispuestas a trabajar con las pautas del proceso. ¿Querés intentarlo?
- Sí, si pudiera resolver esto pronto... mejor... prefiero... Estoy cansada de los juicios.

Y a Rubén le dije:

- Me gustaría explicarte antes que nada en qué consiste un proceso de mediación para que puedas decidir si vas a participar del mismo o no. La mediación es un espacio para que ustedes, con mi ayuda, puedan comunicarse entre sí. No resulta posible pensar un proceso de mediación sin comunicación entre las partes. Yo puedo ayudarlos, pero deberían estar dispuestos a conversar... Estaría dispuesto a intentarlo de este modo?
- No va a ser simple yo le paso la pelota a Ud.
- ¡A mi no me la pase! Yo se la devuelvo a usted. Ustedes son los dueños de este problema. ¡Yo intentaré ayudarlos para ver como manejan la pelota! ¿Quiere trabajar de esta manera?
- Y bueno, probemos. (Y acompañó la respuesta con un lenguaje gestual que indicaba “esto va a ser imposible”)

Al preguntarle a Alicia qué es lo que quisiera lograr en este proceso, contestó en relación a su expectativa económica y completó: “¡Si acá consigo eso sería un milagro!”
Tal vez el lenguaje comenzó a crear los cimientos del templo, donde la transformación se hizo viva. Alumnos de pasantía que presenciaron la última audiencia –casi un año más tarde- creían estar leyendo el libro de Bush y Folger al que muchas veces he escuchado calificar como idílico o utópico.
La primera audiencia se utilizó sólo para generar el empowerment necesario, legitimando un proceso del que se harían cargo. Sólo y nada más que eso.
La segunda audiencia, conjunta y con sus abogados, fue encaminada a la legitimación y el reconocimiento, cada uno pudo expresar lo que le pasaba, lo que sentía frente al conflicto planteado.
En el intercambio se los notaba un poco más relajados aunque Alicia bastante cortante y desconfiada respecto de Rubén.
El propuso una postergación de la audiencia por un tiempo hasta que se definiera un poco más su situación laboral ya que estaba aprendiendo un nuevo oficio y no tenía definido un sueldo, pero si todo fuera bien, “algo cobraría”. Ella dijo que estaba cansada de promesas.
Rubén se mostró molesto por la actitud de Alicia:

- …Yo no me borro, estoy aquí. Nunca me borré. Cuando dejé de pagar fue porque me vino todo junto encima. Se murió mi papá y me quedé sin empleo. Estoy cumpliendo con lo que puedo. ¿Sabés lo que significa no tener un trabajo y que te mantengan? ¿Sabés que el dinero que te doy actualmente me lo da mi mujer? ¿Sabés como me siento con esta situación? Lo estoy intentando, vengo con esta noticia, no es mucho pero al menos estoy con algo concreto que puede salir y mejorar.

Alicia replicó: “Yo también tengo problemas. Tengo que mudarme y no se donde voy a ir...”

Expuestos así parte de sus intereses y necesidades, reformulé el conflicto preguntándoles: “¿Qué cambios podrían efectuar o que decisiones podrían tomar para ayudar en la situación apremiante de Alicia, preocupada por su vivienda y que está a cargo de los chicos, teniendo en cuenta las posibilidades y realidades de Rubén? (El requerimiento era de él por reducción de la cuota alimentaria).
Ese día, finalmente, acordaron un régimen verbal y provisorio de alimentos, hasta la próxima audiencia fijada en 3 meses.
En la tercera audiencia Rubén había cumplido con la cuota pactada verbalmente. Alicia se mostraba un poco más confiada.
Rubén efectuó reconocimientos hacia ella y por primera vez dialogaron cooperativamente. Le propuso acompañarla a hacer un trámite, ya que se acercaba el momento de la mudanza, y hablaron de algunas cosas vinculadas con los chicos sin las dificultades de otros encuentros. Comentaron que en el tiempo transcurrido las cosas habían mejorado y se habían comunicado por primera vez fuera de la mediación.
Luego de varias reuniones acompañándolos, algunas postergadas por la mudanza de Alicia, otras solicitadas por Rubén esperando definiciones laborales y pedidas por los abogados para avanzar en un acuerdo que tenía su complejidad por los antecedentes judiciales del caso, llegamos a la sexta audiencia donde se plasmó aquel “milagro” pensado por Alicia.
Sus expectativas habían quedado cubiertas y no por la fortuna de Rubén –que vendía plantas en un vivero- sino por haberse legitimado en su rol de padre lo que le permitió aportar más allá de su obligación legal. Alicia, después de haber podido expresar su necesidad de auxilio y haber sido escuchada, pudiendo, a la vez, escuchar la realidad de Rubén, apostó con esfuerzo, a la confianza y encontró solución al problema.
Aquella posición “reducción de cuota alimentaria” se tradujo en un acuerdo de alimentos con una cuota final superior a la que pagaba hasta la mediación por sus tres hijos, aún cuando en unos meses su hija mayor cumplía la mayoría de edad y vivía ya con su pareja. Comentaron que ante un inconveniente de Alicia con la nueva locación, Rubén la acompañó a un Centro de Gestión ¡a pedir una mediación!
Recordé aquellas palabras de Alicia, el pedido inicial de Rubén, y les dije: “El milagro de la mediación es que las partes acuerden cosas distintas a las que habían pedido”, a lo que Rubén me contestó: “Cierto que este era el Templo de la Mediación”.

Como en otras oportunidades y casos de mi práctica, tuve la posibilidad de evaluar con las partes el trabajo realizado:
M: Si pudieran hacer una regresión al pasado, a aquel primer encuentro, pueden decirme... ¿Qué les aportó la mediación?
Alicia: Estar contenidos en una estructura... Su seguimiento ayudó a ponernos de acuerdo y a que se cumpla con lo convenido.
M: ¿Qué les parece el espacio de la mediación?
Alicia: Es bueno, me parece muy engorroso hacer juicios...
Rubén: ...Para mí significó la posibilidad de escuchar al otro, no quedarme solo en lo subjetivo mío. A uno se le mezcla la necesidad de uno y la del otro, hay espacio para pensar en el otro. Sirvió mucho escuchar al otro desde otro lugar, eso me ayudó a cambiar mi relación con mis hijos.

Abogada de Alicia: Lo fundamental en la mediación es pacificar los conflictos...
NUESTRA práctica como operadores en situaciónes de conflicto nos enfrenta con el dolor humano y nuestra función es invitar a la tregua, apostar a la palabra y rescatar la esencia “ milagrosa” que todos los seres humanos llevamos dentro. La transformación es posible.